La transformación digital un proceso ahora forzado

Actualizado: 26 de may de 2020

Por Jesus Martínez

Si bien si cierto que la tecnologías digitales han traído consigo beneficios sin precedentes, hoy en día sigue existiendo una brecha considerable entre estas y el negocio. La mayoría de las empresas solo han utilizado una fracción de su potencial y hasta hace unos meses no era un rumbo que deseaban cambiar.

Varios especialistas atribuyen esta separación a varios factores tales como:

- Desequilibrio de “skills” en todos los niveles de una organización. (Ej: El gerente de algún departamento no tiene noción de como extraer datos de un base de datos y el especialista en base de datos no sabe cómo comunicar esta noción)

- Colaboración e integración deficiente entre las diferentes áreas.

- Entornos laborales sin sentido de mejora continua e innovación.

Coinciden que, no es en sí que se deba invertir grandes cantidades de dinero (tanto para capacitar o para adquirir tecnologías de última generación) y que ultimadamente

es un aspecto de cultura organizacional, un cambio de “chip o mindset”.

Una transformación digital.

De un día para otro, el panorama empresarial dio un giro repentino y dejó muy en claro las reglas del juego. Evolucionar o extinguirse.

Se empezaron a utilizar con mayor frecuencia herramientas que estaban inmediatamente disponibles como aquellas para tener reuniones remotas, servicios de documentación compartida y mensajería instantánea. Pudieron palpar beneficios inmediatos que anteriormente no se habían contemplado, pero aun así, no todo se resuelve con una reunión, un documento o mensaje instantáneo y esto, desafortunadamente, comprobó la teoría que para algunas empresas el famoso esquema de home office no es para todos.

Lo descrito anterior solo recalca situaciones en las operaciones internas de cada industria sin embargo del otro lado de la moneda, en donde el consumidor o usuario final solicitaba algún servicio o producto particular pudieron presentir cierto desorden, comunicación inefectiva o incluso falta de procesos dentro de cada negocio que estuvieran a la talla de la demanda.

Pero volver atrás simplemente ya no es la opción más viable, aunque exista una posibilidad de que todo vuelva a la "normalidad", esta es la condición ideal para reflexionar sobre aquellos aspectos que en realidad otorgan valor continuo dentro de una organización e impulsen la innovación digital de una manera objetiva y con propósitos tangibles en la medida posible.


Escrito por

Jesús Martínez

jesus@mrwasabi.mx



37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo